Como cada 13 de mayo, cientos de feligreses llegaron hasta el Santuario de Fátima, ubicado en el Cerro de las Pavas, en Cojutepeque, para celebrar el 105° aniversario de la aparición de la Virgen de Fátima.

La Virgen de Fátima es una de las figuras emblemáticas de la iglesia católica​, su celebración se realiza cada 13 de mayo para recordar su primera aparición en Cova da Iria, Portugal, en 1917.

En años anteriores, debido a la pandemia de COVID-19, la celebración fue distinta, pero este viernes el cardenal Gregorio Rosa Chávez se trasladó hasta Cojutepeque para celebrar la misa en honor a la Virgen de Fátima.

El Santuario de Fátima también ha recibido a peregrinos desde San Miguel y San Vicente quienes han rezado el rosario y pedido por la salud y seguridad del pueblo salvadoreño.

El 13 de mayo de 1917, la virgen se presentó a Lucía y sus primos Francisco y Jacinta Marto, quienes vivían en el pueblo de Aljustrel, en Fátima. Los niños eran pastores de los rebaños de sus familias.

Lea más: Alcalde de Zaragoza, César Godoy, saluda a su homólogo español por celebración a la virgen del Pilar

En aquel primer encuentro la Virgen María les dijo, entre otras cosas, que regresaría durante los próximos seis meses todos los días 13 a la misma hora. Y lo cumplió.

En los siguientes meses, los niños acudieron a las citas con la Señora, pero eso también les valió pasar por burlas, calumnias, amenazas e incluso la cárcel, dada la incomprensión de la gente. Poco después, Francisco y Jacinta fallecieron víctimas de penosas enfermedades.

Con el tiempo, la Iglesia reconoció el testimonio de los niños y la veracidad de las apariciones milagrosas de la Madre de Dios, al tiempo que la devoción a la Virgen de Fátima se expandía por todo el mundo.

Puede leer:

Comments are closed.